Frustración

Frustración

Escrito el 07/07/2019
EXPOMOTRIZ UNIVERSIDAD


Frustración.

Cuando no se cumplen las expectativas.

 

En nuestros años de vida, hemos querido realizar algunas metas, deseos o sueños, por ejemplo en lo académico, personal, laboral y espiritual. En cada uno puedes tener metas, algunas cumplidas y otras no, incluso en ninguna haz podido cumplir el deseo que querías. Estudios no terminados, noviazgos terminados, matrimonios separados, un Cv laboral inestable, una relación espiritual vacía, malas decisiones, todos o alguno de estos son temas que pueden hacer que nuestra vida este llena de frustración, desanimo, tristeza, estos sentimientos se aferran a nuestra vida cuando no cumplimos las expectativas que queríamos.

 

Esto afecta en nuestra vida diaria, porque decidimos tomando en cuenta la frustración, que incluso este sentimiento te da una identidad de decepción.  

 

Esto afecta tanto que se hace mas grande en tu vida y te hunde cada día, te baja tu autoestima, te quita valor, te quita amor, te deja un vacío en tu interior, a pesar que muestres felicidad por fuera por dentro estas mal.

 

En lo personal la frustración te limita y no te deja avanzar, porque inconscientemente piensas tanto en lo que haz hecho mal y no te concentras en hacer algo que cambie tu vida. 

 

Todo tiene solución en la vida, solo que a veces no estamos dispuestos a aceptar la solución, he ahí la frustración, el desanimo y la amargura, como mencionábamos, son expectativas no satisfechas, que son reales, imposible no verlas, decisiones que quieres tomar pero se hace difícil, un deseo que querías en tu vida pero todo se perdió, y todo esto mata la esperanza. 

 

En nuestra vida tendremos muchos problemas y cada quien diferente, pero una persona ha vencido. Esa persona fue Jesús, y en Él debemos confiar para tener paz. Sabiendo que podremos tener problemas, sabemos que no estamos solos, esta Él para darnos la paz en las circunstancias que estemos pasando, si nosotros confiamos en Jesús y lo amamos; todo, absolutamente todo nos ayudara para bien. No importando que problema le dio un giro a tu vida, si sientes que tu fuiste el culpable, o si fue tu entorno, o si fue alguien que le hizo un giro a tu vida, un giro que no querías o no esperabas.

 

En ese lugar que estas ahora, empieza a confiar en Dios, Él nos da la paz, y al tener paz tendremos el animo, el valor, la alegría, no estaremos preocupados, amargados, pensativos, porque será una paz que sobrepasa nuestra forma de pensar

 

No dejes que esa circunstancia, controle tus pensamientos, tus emociones, tu conducta, no dejes que te guie, no dejes que te detenga, no dejes que te hable diciéndote que eres un perdedor. 

 

Confía en Dios, pon tu confianza en Él, escucha su voz, todo nos funciona para bien a los que confiamos en Él, deja que Dios te guie, avanza con Jesús en tu vida, no eres un perdedor, eres un ganadoreres su hijo (a) y por lo cual desea lo mejor para ti, te ha dado dominio propio para tomar tu vida y llevarla al éxito y a donde tu deseas conforme la voluntad de Dios, que es perfecta buena y agradable. 

 

Esta es tu identidad, una identidad de Fe, que por medio de Jesús eres hijo de Dios, de un Dios todopoderoso, un Dios que te llena de fuerzas nuevas, un Dios que te da alegría, un Dios que te ama, un Dios que te sana, un Dios de imposibles. Esa es tu identidad; que la Fe guié tu vida, y no esas circunstancias que te han frustrado, perdónate, perdona a las personas que han sido parte de este giro de tu vida, Dios nos perdona a pesar de nuestros errores, si el siendo Dios nos perdona con mayor razón nosotros debemos perdonarnos y perdonar, eso te liberará de todo peso del pasado. Vive el presente y pon a Dios en tu vida y tendrás un futuro de bien. Que permanezca en ti la Fe, la esperanza y el amor en todo momento.

 

 

Creado por: Holy Spirit La Revista 

Síguenos en Facebook

Versículos de referencia:

 

Juan 16:33

Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.

 

Filipenses 4:7

Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús.

 

Romanos 8:28

Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, a los cuales él ha llamado de acuerdo con su propósito.

 

2 Timoteo 1:7

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

 

Gálatas 3:26

Pues por la fe en Cristo Jesús todos ustedes son hijos de Dios

 

Filipenses 4:13

A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece.

 

1 Corintios 13:13

Tres cosas hay que son permanentes: la fe, la esperanza y el amor; pero la más importante de las tres es el amor.